CARTA AL MEJOR AMIGO

Mi muy estimado amigo:

 

Si, amigo,  porque has demostrado en multitud de ocasiones que eres de sobra merecedor de que te llame y te considere como tal, aunque hay veces que, supongo que sin darte cuenta, haces daño, casi siempre por omisión.

 

Sí, por aquello que no dices, por lo que no haces, por lo que esconden tus ojos, insondables, tranquilos, en cierto modo tristes. Por no dejarte conocer, más que poco a poco, con reserva, como si tuvieses miedo a que te hiciesen daño…

 

Ojalá pudiese hacer yo lo mismo, reservarme y no sentir mi alma desnuda ante una inesperada sonrisa tuya…

 

Pero no es este el tema que quiero tratar hoy contigo, nada mas lejos, o quizá si tenga algo que ver, porque esta admiración y este cariño que siento por ti tal vez hacen que me sienta más culpable por sentir estos celos, esta envidia, sana, si es que hay de ese tipo.

De esa envidia que no busca el rencor ni el dolor, ni la mala suerte,  sino que solo es mala para mi, que solo me provoca tristeza y vergüenza.

 

Sí, lamento decirlo, pero además de afecto, siento por ti celos por tu situación con respecto a él, de  tu puesto de mejor amigo, de hombre de confianza.

Que estés a su lado, que comparta veladas en las que, por mi rol de persona amada en el sentido lírico de la palabra, no tengo cabida.

 

Porque me ama, de eso no tengo duda. Y yo a él.

 

Y a ti también te quiero, no en vano te conocí primero. Mi amigo, mi confidente en la distancia. Fuimos (somos) distracción mutua con miles de mensajes, multitud de conversaciones que nos hacían las terribles mañanas mucho más llevaderas. Compartiendo nuestro gusto por la literatura, disfrutando de aprender el uno del otro, y de otros, un poco más en cada lectura, en cada comentario…

 

Por ese cariño que te profeso, por este sentimiento de lealtad que despiertas en mi, es que me siento mal al notar los celos que me corroen cuando él sale a una llamada tuya, cuando cuenta contigo para todo.

 

Intento evitarlos, de veras que si. Me reprendo a mi misma porque sé que es una tontería, que nuestras posiciones en su vida no son comparables, son necesarias ambas, y él quedaría cojo sin uno de nosotros, pero no sé si es por la distancia, por no tenerle cerca todos los días, como tú…

 

O por el simple hecho de la prohibición, del “no se admiten chicas en el club”. No lo se, y no me importa. Sabes que lucharé contra esto, por él, por ti y por mi. Porque a él le amo, porque a ti te quiero y por que no puedo seguir mirándome al espejo y sintiendo esto. ..

 

Pero tenía que decírtelo, mi querido amigo. Tenia que hacerlo como tantas veces te he contado como me siento, esta no podía ser una excepción. Porque confío en  ti, porque sé que lo entiendes, y por que confío en que me perdones…

 

Tuya siempre, ya lo sabes.

 

Daria.

 

 

 

About these ads

3 pensamientos en “CARTA AL MEJOR AMIGO

  1. Mónica dice:

    Hola!

    Bueno es la primera vez que te dejo un comentario por estos barrios,… y espero que no sea la última espero que me salga bien.

    Me gusta la carta, no por el sentido literario sino por lo que trasmites, sentimientos que salen del corazón, que se plasman en un papel y punto independientemente si esta palabra quedaría mejor o si esta otra frase no es adecuada. Cuando uno escribe a alguien que quiere lo tiene que expresar tal y como le sale y punto.

    Espero que esta carta llegase a su destinatario, creo que el se lo merece y tu también te mereces que el sepa lo que tu le cuentas.

    Muy bonito tia (para que luego me digan a mi que las amistades entre un tio y una tia no se pueden dar)

    Besos

    Ah! una cosa que no te he dicho creo que nunca, y si te lo he dicho alguna vez pues te lo vuelvo a repetir: que te admiro mucho y que te doy mil gracias por todo lo que me has enseñado y lo que me has ayudado y aguantado y etc etc etc ¡Nos vemos por Madrid eh!

  2. Margarita dice:

    Es muy entretenido y lindo ademas me inspiro eso es todo lol

  3. Margarita dice:

    Esta linda la carta me encantaria poder dedicarla a el que era mi mejor amigo pero ya no lo somos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s